La Pagoda del Emperador de Jade es uno de los grandes atractivos turísticos de Ho Chi Minh City. Pese a que muchas veces queda fuera de los circuitos habituales, por estar algo alejada del centro, te aseguro que la visita es obligatoria y merece la pena al 100%. 

Pagoda del Emperador de Jade

Información sobre la Pagoda del Emperador de Jade

La Pagoda del Emperador de Jade es mi templo favorito de la antigua Saigón y, también, uno de los que más me han impresionado en todo Vietnam. No por nada ha sido declarada Reliquia Nacional Arquitectónica y Artística. 

Levantado a principio del Siglo XX por la comunidad cantonesa de la ciudad se trata, como su propio nombre indica, de un lugar de culto para los fieles del taoísmo. El Emperador de Jade, también conocido como Ngoc Hoang, es “El Rey de Todos los Cielos” para ellos y, en consecuencia, su máxima deidad. Eso sí, en el templo también encontrarás motivos budistas. 

Su arquitectura exterior no impresiona, más allá del tejado. Una fachada de ladrillo rosa te dará la bienvenida a un lugar que guarda lo mejor en su parte interior. 

La única puerta de entrada al templo Phuoc Hai Tu -así también es conocido- te llevará a un agradable patio interior, con un pequeño estanque de tortugas y sitios para sentarse, relajarse y disfrutar rodeado de vegetación del curioso ambiente del lugar. 

El interior del recinto es oscuro, laberíntico y muy diverso…pero hipnótico. El fuerte olor a incienso, el constante trasiego de fieles haciendo ofrendas a sus dioses y la belleza de cada uno de sus rincones te atraparán por un buen rato. 

Te recomiendo prestar especial atención a las tallas y esculturas, auténticas obras de arte, que jalonan la Pagoda del Emperador de Jade. ¡Ah! Y si puedes (verás como sí, solo tienes que intentarlo) encuentra la sala más maravillosa del lugar… 

La sala de los 10 infiernos

Es la sala principal del templo y en la que se rinde culto al Emperador de Jade. No te costará reconocer su estatua, de enormes dimensiones. El Dios de los Cielos se representa con un enorme bigote y está escoltado por las maravillosas figuras de los Guardianes Demonio. 

Por supuesto hay mucho más que merece ser contemplado. ¿Por ejemplo? El Salón de las Mujeres, al que acuden las fieles a pedir por su fertilidad, es un buen ejemplo de ello. 

Una vez hecho ya podréis marcharos de allí. Eso sí, no sin antes salir a las terrazas del balcón para ver los detalles de su tejado de cerámica, decorado con dragones y figuras mitológicas. De paso podréis tomar un poco el aire, ¡el ambiente en el interior está un poco cargado!

Horario, precio y dirección

Precio: la entrada es gratuita, aunque se acepta la voluntad, es decir, donativos. 

Horario: abre todos los días entre las 6:00 horas y las 18:00 horas. 

Dirección: Distrito 3, calle Mai Thi Luu, número 73.

Pagoda del Emperador de Jade

 Cómo llegar 

La Pagoda del Emperador de Jade se encuentra algo alejada del resto de atracciones turísticas de Ciudad Ho Chi Minh. Eso sí, es perfectamente posible llegar andando: tardarás una media hora desde el Mercado Ben Thanh. 

Yo, sin embargo, más teniendo en cuenta lo económico del taxi en la antigua Saigón, te recomiendo optar por esta opción. La carrera no te saldrá a más de 2 o 3 euros y, además, evitarás perderte para encontrar el lugar, que se encuentra algo “escondido”. 

La tercera alternativa es optar por el autobús: la línea 54 para muy cerca de la Pagoda del Emperador de Jade, pero la relación precio-comodidad sigue haciendo del taxi, en mi opinión, la mejor alternativa.