Ho Chi Minh City, la antigua Saigón como la siguen llamando sus habitantes, es la gran metrópoli del sur de Vietnam. Se trata, de hecho, una de las dos ciudades más pobladas del país -muy cerca de la capital de Vietnam- ya que su área metropolitana reúne a más de 14 millones de personas, lo que convierte a la ciudad en una referencia para todo el sudeste asiático.

Amada por unos y detestada por otros, visitar Saigón en 2018 es una duda para muchos a la hora de organizar su viaje a Vietnam. Sí, es verdad que carece del encanto oriental de Hanoi, pero su gastronomía, su papel crucial en la historia de Vietnam y la manera en la que confluye en sus calles la mezcla cultural de la región; así como los inmensos atractivos que se pueden encontrar a pocos kilómetros de la ciudad, hacen -a nuestro juicio- ineludible su visita.

¡Ah! Y su gente. Sí, su gente. Seguro que notarás la diferencia entre la gente de Vietnam del sur y los vietnamitas del norte: en Ciudad Ho Chi Minh son mucho más abiertos, risueños y dicharacheros. Si no te lo crees, ¡sigue leyendo!

Hoteles en Ho Chi Minh City

Elegir un buen alojamiento en Saigón es un punto crucial para disfrutar de la estancia en la ciudad. La inmensa oferta existente en una metrópoli de millones de personas que, además, acoge a miles de turistas cada año; hacen que si no se es cuidadoso se pueda acabar en un antro para olvidar.

Esa es la cuestión: hay de todo. Si eres sigues nuestros consejos podrás dormir en la Ciudad de Ho Chi Minh a muy buen precio y con todas las comodidades que necesites, pero si no, puede que acabes en cualquier lugar.

Además, al tratarse de una ciudad inmensa en la que el caos circulatorio es su pan de cada día, que tu hotel esté bien situado es una cuestión vital. Poder hacer muchas de la visitas de la ciudad moviéndote a pie será algo que -te lo aseguro- agradecerás.

Para ayudar con todo eso al ojo inexperto (¡nosotros también estuvimos ahí!) estamos elaborando una completa guía de alojamiento en Ho Ch Minh City. Tanto si buscas hostels o albergues, si optas por hoteles económicos o si quieres disfrutar de tu estancia con todos los lujos, aquí encontrarás las opciones perfectas.

Airbnb en Ho Chi Minh City

Otra alternativa para alojarse en Saigón es reservar un apartamento con Airbnb. Seguro que ya habrás oído hablar de esta plataforma que pone en contacto a anfitriones y viajeros de todo el mundo, pero quizá no sepas si es una buena idea optar por ello en tu viaje a Vietnam. La respuesta es clara: sí.

En Airbnb encontrarás decenas de oportunidades para dormir en Ho Chi Minh City. Podrás elegir entre tres alternativas: un alojamiento privado completo, una habitación privada en un piso compartido con una familia o una habitación compartida.

Airbnb es una gran oportunidad para alojarse a buen precio en Saigón, pero también para conocer de primera mano la verdadera cultura vietnamita. Convivir con una familia es una experiencia fantástica que he disfrutado en muchos países y que, no lo dudo ni un segundo, te recomiendo encarecidamente.

Por si esto fuera poco, tengo un regalo para vosotros. Si todavía no tienes una cuenta en Airbnb puedes disfrutar de 25 EUROS GRATIS pinchando en  este enlace  o en la imagen inferior. ¡Disfrútalos!

Vuelos a Ho Chi Minh City

Como decíamos al principio del post, la antigua Saigón es una de las grandes metrópolis del sudeste asiático. Como consecuencia -no podía ser de otra manera- las conexiones aéreas con la ciudad son numerosas: muchos destinos de Europa y América conectan mediante vuelos directos.

La referencia en la Ciudad de Ho Chi Minh es el Aeropuerto Internacional Tan Son Nhat, el más grande (800 hectáreas) y el que más tráfico mueve (unos 12 millones de personas) en Vietnam. Es, por lo tanto, la referencia de servicio en todo el sur del país.

Desde allí se puede volar directamente -sin escalas- a muchas ciudades de todo el mundo, como Londres, París, Estambul o Sanghai.

Si lo que quieres es volar desde España a Ho Chi Minh City, puedes hacerlo desde muchos aeropuertos, pero siempre haciendo una escala previa en el camino: ni siquiera ir de Madrid a Saigón o de Barcelona a la Ciudad de Ho Chi Minh te evitará pasar por ello.

En cuanto al precio de los billetes de avión, se trata de una cuestión muy variable. La época para viajar a Saigón, la manera elegida para sacar los billetes o el tiempo que se dedique a encontrar la mejor opción afectarán al coste. Como aproximación, un billete de ida y vuelta desde España suele oscilar entre los 500 y los 600 euros.

Vuelos internos desde Ho Chi Minh City

Como sabrás si eres lector de SobreVietnam, las distancias en el país asiático son enormes, especialmente para ir de la zona sur a la zona norte.

Por eso es muy recomendable el uso de vuelos internos para salvar los trayectos más largos. Por suerte varias compañías (VietJet o AirAsia) ofrecen vuelos internos a muy buen precio. Por entre 30 y 80 euros podrás comprar billetes (de ida) a casi cualquier lugar de Vietnam. Volar de Ho Chi Minh City a Hanoi, por ejemplo, suele tener un coste de unos 50 euros.

Qué ver en Saigón

La Ciudad Ho Chi Minh tiene mucho más para ofrecerte de lo que piensas, te lo aseguro. Pese a haber adquirido una (injusta) mala fama para algunos, se trata de una urbe que aglutina todas las caras de Vietnam en un solo lugar. Paseando por sus calles encontrarás edificios de estilo colonial francés, templos que conservan su milenaria tradición oriental, mercados llenos de vida, color y nuevos sabores y curiosos museos que harán las delicias de los amantes de la historia.

Todo mientras recorres una ciudad llena de contrastes, en la que no faltan los infinitos rascacielos que nos avisan del salto a la modernidad que está dando el país en los últimos años. Una que fue clave en el desarrollo de la Guerra de Vietnam y que está situada, tan solo, 40 kilómetros al norte de una de las grandes maravillas del país: el Delta del Mekong.

¿Qué ver en Ho Chi Minh City? Todo eso y mucho más. Lo imprescindible lo puedes conocer clicando sobre las imágenes adjuntas bajo estas líneas.

Saigón en un día

Visitar Ho Chi Minh City en un día es una tarea titánica. Como hemos visto en párrafos anteriores se trata de una enorme metrópoli, incluso para los estándares de un continente como Asia. Una en la que conviven millones de personas y que, además, destaca por el absoluto caos circulatorio de sus calles.

Si bien -por lo tanto- lo ideal es dedicarle a la ciudad algo más de tiempo, si no hay alternativa, en 24 horas podrás disfrutar de muchas cosas. En este apartado queremos ayudarte con una pequeña ruta en la que pretendemos condensar “el Saigón más básico”. Esas cosas que debes vivir sí o sí antes de marcharte. Allá van.

Mercado Ben Tahn

El mercado más famoso de la ciudad es un lugar ideal para comenzar tu visita a Saigón. Pica algo -va a ser un día largo e intenso- y sumérgete en esa orgía de puestos en los que compra y vende la gente local.

Ayuntamiento de Ciudad Ho Chi Minh

La atracción más cercana es el espectacular Ayuntamiento de la ciudad. Circundado por un parque y presidido por una estatua del padre de la patria, que da nombre a la ciudad, alcanzarlo te llevará unos 10 minutos a pie.

Catedral de Notre-Dame y Oficina de Correos

Dos maravillas que comparten plaza, una de las más espectaculares de la ciudad. Dos de las mejores y más bellas muestras de la arquitectura colonial francesa en Saigón. Eso sí, si quieres visitarla por dentro asegúrate de llegar antes de las 11:30 horas. La razón es que, como la mayoría de atracciones turísticas en Vietnam, entre esa hora y las 14:00 permanece cerrada al público.

Palacio de la Reunificación

Tendrás que andar unos 15 minutos para llegar a tu siguiente destino. No es, en absoluto, un edificio que llame la atención por su belleza. Su atractivo es otro: reside en que fue testigo de algunos de los momentos más importantes e icónicos de la Guerra de Vietnam.

Se puede visitar, pero teniendo en cuenta que pretendes visitar Ho Chi Minh City en un día, te recomiendo no hacerlo. Echa el freno, busca un sitio para comer algo y descansar las piernas y espera a tu siguiente visita.

Museo de los Vestigios de la Guerra

Esta visita sí merece tiempo y ganas. Es, sin duda, uno de los museos más impresionantes de todo Vietnam: saldrás de allí con la carne de gallina. Se encuentra muy cerca del Palacio de la Reunificación y, tras cerrar sus puertas a las 11:45 horas, vuelve a abrirlas a las 13:30 horas.

Pagoda del Emperador de Jade

¿Qué mejor lugar para terminar tu visita? Es, sin duda, la Pagoda más impresionante de la ciudad, por encima de cualquiera de las ubicadas en el Barrio Cholon. Lo mejor -más teniendo en cuenta el paseo que ya llevarás en el cuerpo- es que cojas un taxi para terminar la ruta. Eso sí, ¡no te torres! El templo cierra sus puertas todos los días a las 18:00 horas.

Qué hacer en Ho Chi Minh City

En cuanto a las actividades, ciudad Ho Chi Minh es una ciudad que ofrece mucho más que la clásica ruta por los destinos turísticos habituales.

Disfrutar de su gastronomía con un tour personalizado, subir al Saigón Skydeck en la Torre Bitexco para contemplar las mejores vistas de la ciudad o acudir a un espectáculo en la Opera de Saigón son solo alguna de las opciones.

Compras en Saigón

Saigón es una de las mejores ciudades -si no la mejor- para salir de compras en todo el país: encontrarás absolutamente de todo. Es la urbe “más occidentalizada”, algo que se palpa en la presencia de franquicias de comida o tiendas oficiales de marcas de ropa, pero también la que tiene una mayor presencia de centros comerciales que se convertirán en una auténtica droga para cualquier amante del shopping.

En los centros comerciales de Ciudad Ho Chi Minh ofrecen falsificaciones de todo tipo (ropa, relojería, cosmética, perfumería, complementos…) casi imposibles de distinguir de los productos originales. Algunos de los más destacados son el Saigón Centre, el Saigón Square y el Tax Center.

Vida nocturna en Saigón

Aquí sí, Ho Chi Minh City es la indiscutible referencia del país en lo que se refiere a ambiente nocturno. Al contrario que Hanoi, una ciudad que queda “desangelada” a partir de determinada hora, las calles de Saigón se abarrotan también tras la caída del sol. Es una ciudad que no duerme.

La lista de locales para desfasar es interminable. Bui Vien, en el distrito 1, es la zona mochilera por excelencia. Allí encontrarás pubs y bares, especialmente enfocadas al turismo.

En cuanto a discotecas, Lust y Apocalipse Now (tiene guasa el nombre…) son dos de las referencias a partir de la media noche.

Excursiones desde Saigón

La ciudad de Ho Chi Minh es uno de los centros turísticos del país, pero no solo por lo que tiene que ofrecer en su casco urbano. En los alrededores de la ciudad se encuentran auténticas maravillas naturales y otras visitas inolvidables, que convierten a la antigua Saigón en el enclave perfecto desde el que conocer el sur de Vietnam.

Entre las excursiones imprescindibles en una visita a la ciudad se cuentan la ruta por el Delta del Mekong, una de las maravillas naturales que ofrece el país, y la excursión a los  famosos Túneles de CuChi. Esta última, que te permitirá conocer los entresijos de la guerra que libró el Vietcong y finalizó en 1975, se puede realizar en un mismo día junto con la visita al Templo Cao Dai.

Comer en Ho Chi Minh City

Comer en Saigón es una maravilla que debes aprovechar en tu viaje a Vietnam. La gastronomía vietnamita, la mejor de todo el sudeste asiático (¡sí, amigos tailandeses!) y una de las más especiales del mundo por su curiosa fusión de tradiciones culinarias inunda cada una de las calles de la metrópoli.

En Ho Chi Minh City, como decíamos en párrafos anteriores, encontrarás muchos más lugares de comida occidental que en el resto del país. Es fácil encontrar las franquicias más habituales en las grandes capitales, y también restaurantes de cocina internacional. Así, si tu viaje se alarga y estás algo saturado de los sabores vietnamitas, es el lugar perfecto para matar la morriña.

Eso sí: que no sea lo habitual. Disfruta, prueba y goza sin miedo de la cocina tradicional en Saigón. Hazlo, especialmente, en sus mercados y puestos callejeros. En ellos podrás comer por precios ridículos (unos 3 euros para quedar más que satisfecho) casi cualquier especialidad local y nacional. No dejes de probar un Banh Mi, la deliciosa baguette vietnamita. Para muchos, las mejores del país.

Si hay que recomendar un sitio para comer en Ho Chi Minh City, no puede ser otro que el famoso mercado Ben Tanh. Situado en pleno centro histórico de la ciudad, no solo es un lugar de compras frecuentado por la población local, también un conglomerado de puestos y locales de restauración. La oferta es infinita, los carteles están en diversos idiomas para ayudar a los turistas y los precios son contenidos, similares a los citados en el párrafo anterior. ¡No te prives!

Clima en Ho Chi Minh City

¿Cuál es la mejor época para viajar a Saigón? Es una de las preguntas más repetidas por todos los viajeros que se plantean organizar un viaje al sur de Vietnam.

Lo primero que debes saber es que el calor es muy intenso en la ciudad, más que en Hanoi y el resto del norte del país. Lo es durante todo el año y a cualquier hora del día. Además, el alto porcentaje de humedad hace que la sensación térmica sea todavía mayor a lo que indica el termómetro.

Durante los meses más calurosos del año no es raro alcanzar temperaturas cercanas a los 40ºC (de máxima) con noches bochornosas, en las que el mercurio no baja de los 25 ºC (de mínima).

Otro aspecto importante a la hora de analizar el tiempo en Ho Chi Minh City es las lluvias. Como en gran parte del sudeste asiático, podemos dividir el año en dos: "la temporada de lluvias" y "la temporada seca". Entre los meses de mayo y septiembre las lluvias son frecuentes y de tipo torrencial. Es decir: es raro que llueva durante horas, pero en cualquier momento puede caer un fuerte chaparrón de corta duración.

Por lo dicho en el párrafo anterior, un chubasquero es un elemento fantástico para cualquier viaje al país asiático. En las calles de la ciudad encontrarás muchos puestos en los que adquirir uno.

Respondiendo a la pregunta inicial, el mejor momento para viajar a Ho Chi Minh City es entre los meses de noviembre y febrero. Evitarás la temporada de lluvias y las temperaturas serán ligeramente más suaves. Eso sí, ten en cuenta que los contrastes de temperatura son muy escasos en el sur de Vietnam. Al tratarse de un clima tropical, tanto entre el día y la noche, como entre unos y otros meses, las temperaturas se mantiene muy estables: la amplitud térmica es baja.

En las imágenes adjuntas bajo estas líneas puedes ver dos gráficos, en los que se detallan las temperaturas y las precipitaciones de la ciudad mes a mes. Las imágenes han sido tomadas de la web Holiday-Weather, a la que puedes acceder pinchando sobre ellas.

Transporte en Saigón

Moverse por Ciudad Ho Chi Minh puede asustar en primera instancia. Ver el caos circulatorio de la ciudad no anima a pensar que hacer va a ser un camino de rosas, pero nada más lejos de la realidad: las opciones son variadas y el coste, cómo no, muy económico.

Saigón es una enorme metrópoli que se distribuye en 24 distritos, pero lo más normal es que solo te muevas por los comprendidos entre el 1 y el 5, en los que encontrarás la gran mayoría de las atracciones turísticas. Estas son las mejores maneras de hacerlo:

Taxi

El taxi, no nos cansaremos de decirlo, es una manera fantástica de desplazarse en Vietnam. Lo es por sus buenos precios, a los que se añade un servicio por lo general eficiente y fiable.

El coste de una carrera en trayectos por el centro de la ciudad -que en principio serán los que necesites- no suele superar los 80.000 VND (unos tres euros aproximadamente).

Como precaución, trata de montar solo en vehículos que pertenezcan a compañías de taxis importantes. Vinasun es la más extendida en la ciudad y su teléfono el +84 83 272 727).

Moto-Taxi

Con precios algo más económicos que el taxi, su principal atractivo es que te permitirá vivir en primera persona una experiencia única:  circular en moto por las calles de Saigón. Te aseguro que es un chute de adrenalina y que no debes tener miedo, los conductores son gente experimentada.

¿Mi consejo? Pruébalo, pero recuerda recoger las rodillas hacia dentro en todo momento.

Tuk-Tuk

Cada vez más en desuso, esta bicicleta de tres ruedas se suele encontrar cerca de las grandes atracciones turísticas de la ciudad. Es muy barato -su coste estándar es de menos de un euro por hora- y muchos turistas lo utilizan para descansar entre un lugar y otro, sentados, mientras el conductor pedalea en la parte trasera.

Bicis y motos de alquiler

Es la alternativa para los más intrépidos. El caos del tráfico en la ciudad hace que pocos abracen esta alternativa, pero sin duda se trata de la ideal para los amantes de las emociones fuertes.

Alquilar una bici por un día completo cuesta alrededor de un euro; una moto, entre 4 y 5 euros.

Autobús

La alternativa de transporte en Ho Chi Minh City más económica: cada billete cuesta 300 VND (alrededor de 10 céntimos de euro).

Para moverse con soltura entre las más de 100 líneas existentes es recomendable hacerse con un mapa de ellas, que se puede conseguir en la estación de Ben Thanh.

Pese a ser, eso sí, una opción lenta e incómoda en comparación con otras, los autobuses de Saigón van equipados con confortables asientos y aire acondicionado.

Grab

Es "el Uber en  Vietnam". Su funcionamiento es idéntico y funciona tanto con motos como con coches.

Tus piernas

Caminado puedes recorrer buena parte de la ciudad. No descartes esta opción, busca un alojamiento bien situado y ahorrarás dinero mientras paseas por sus calles.

Mapa de Saigón