El Palacio Presidencial de Hanoi es una impresionante residencia de estilo colonial. Construida entre los años 1900 y 1906 con el fin de convertirse en residencia del Gobernador General francés en la antigua Indochina, fue diseñada por el arquitecto Auguste Henri Vildieu, arquitecto oficial de los colonizadores a principios de Siglo XX.

La residencia, de color mostaza y tres plantas, mezcla elementos renacentistas italianos con todas las características clásicas de las construcciones coloniales francesas.

Cuando los colonizadores franceses fueron expulsados del país en el año 1954, el Palacio Presidencial pasó a ser la residencia del líder comunista. Sin embargo, Ho Chi Minh nunca quiso disfrutar de los lujos de la ostentosa vivienda: durante los primeros cuatro años utilizó tres modestas habitaciones, anteriormente empleadas por el servicio, para vivir.

Transcurrido ese tiempo tomó la decisión de trasladarse a una modesta construcción de madera, conocida como “Casa Zancuda” o “Casa de Ho Chi Minh”, situada justo enfrente del Palacio, que todavía hoy es visitada por miles de turistas cada año.

Visitar el Palacio Presidencial

A día de hoy no se puede acceder al interior del Palacio Presidencial, ya que sigue acogiendo reuniones de Gobierno con frecuencia. Sí es posible pasear por sus exuberantes jardines, repletos de frutales, uno de los mejores lugares de Hanoi para relajarse y escapar del caos y el bullicio que caracterizan a la ciudad.

Su visita es el momento ideal para acudir también, además de a la Casa de Ho Chi Minh, a su Mausoleo y a la Pagoda de Pilar Único, también en el distrito de Ba Ding.

Horarios y Precios

Precio: 25.000 dongs (0,90 euros). Solo incluye los jardines y la Casa de Ho Chi Minh.

Horario: todos los días de 8:00 a 11:30 horas. Martes, miércoles, jueves, sábado y domingo también de 14:00 a 16:00 horas.

Dirección Số 2 Hùng Vương, Ngọc Hồ, Ba Đình, Hà Nội 118708, Vietnam. 

Mapa y cómo llegar al Palacio Presidencial

El Palacio Presidencial de Hanoi es muy accesible desde el centro histórico de la ciudad. Se trata de un trayecto de 10 minutos en taxi, algo más en bicicleta. Si optas por hacerlo andando se puede ir por encima de la la media hora, pero es una opción interesante si el tiempo acompaña.

Pinchando en la imagen del mapa insertada bajo estas líneas, puedes trazar tu ruta desde cualquier lugar de la ciudad.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dieciseis − dos =